Se pronostica que para el año 2020 la gestión empresarial socialmente responsable y sostenible, tendrán más cuota de mercado que las empresas convencionales.

Una nueva conciencia social esta cobrando fuerza, la cual se traduce en un consumidor que cada vez exige más a las marcas o empresas una conducta  ética y responsable frente a los problemas climáticos y sociales.

Las empresas necesitan recuperar relevancia frente a sus competencias y es aquí donde la RSE se convierte en un buen engagement para crear una empatía y establecer una relación mas profunda con sus consumidores.

Cuanto mas sostenible y social es una marca, mas valor cobra para los consumidores.

“Un 76{7155f689a3ce33fdb21fea2462f9076abe5165680341a0e447d749613ee79fbf} de los consumidores piensan que la responsabilidad en cuestiones ambientales y sociales está más en manos de las empresas, que en la de los gobiernos” (datos de la Confederación de Consumidores y Usuarios).

 

Esto viene asociado a que los problemas medioambientales y sociales que enfrentamos actualmente están relacionados con el comportamiento irresponsable de la industria moderna y la falta de implicación para crear soluciones.

El boon de redes sociales y de la comunicación globalizada, desvela la realidad que ocultan muchas empresas con respecto a sus criterios  y conductas éticas. Mientras tanto el consumidor esta ejerciendo un papel de juez y evalúa el grado de responsabilidad y ética de los productos antes de tomar la decisión de compra.

 

“Uno de cada 2 consumidores en España declara haber realizado discriminación de consumo basada en elementos de RSE. Un 49,9{7155f689a3ce33fdb21fea2462f9076abe5165680341a0e447d749613ee79fbf} asegura haber comprado por saber que una empresa es socialmente responsable. A nivel de discriminación negativa, el 44,6{7155f689a3ce33fdb21fea2462f9076abe5165680341a0e447d749613ee79fbf} de los consumidores ha dejado de comprar una marca por sus malas practicas respecto a la sociedad y el medio ambiente” (Informe FONETICA 2015)

 

“El 80{7155f689a3ce33fdb21fea2462f9076abe5165680341a0e447d749613ee79fbf} de los ciudadanos españoles opinan que la publicidad social y ecológica de las empresas, no es coherente con su comportamiento real” (datos de la Confederación de Consumidores y Usuarios)

 

Ahora hablemos de un hecho importante, posterior a los puntos antes mencionados; hablo de una gestión que te ayudara a comprender el aporte de la responsabilidad social como una triple cuenta e resultados: Económico, social y medioambiental.

El valor compartido

Este se encuentra integrado en la nueva empresa consciente, con él se obtiene un beneficio económico a la vez que genera un beneficio social. Este valor se caracteriza por una suma de esfuerzos compartidos para obtener un beneficio económico en común.

El valor  compartido se considera como una  estrategia  fundamental de negocio, que va alineada con la comunicación interna de la empresa y la comunicación de ventas y marketing.

Actualmente existen muchas empresas que cumplen con la RSE pero muy pocas lo utilizan como la comunicación de la marca, es decir, además de vender el producto y sus ventajas, deberían incluir de manera inteligente los valores que esta aporta a la sociedad y al medio ambiente. El reto es que las empresas sepan comunicar los valores sociales de su compañía y que eso suponga un motivo de decisión de compra e los consumidores en el punto de venta.

 

Guardar

Català Français English Deutsch Italianotitle=
X