La fabricación de productos Biodegradables es una alternativa que podrá traer consigo otro tipo de problemas, ya que la bio masa se compone de EL PLA, que se basa en bioplásticos.

Los bioplásticos pueden hacerse a partir de polímeros naturales que se obtienen de productos vegetales como el aceite de soja, el maíz, caña de azúcar, la fécula de patata. En ningún caso se utilizan derivados del petróleo. Por lo tanto, puede afirmarse que provienen de fuentes renovables, y si bien fabricarlos requiere de un coste energético y de un consumo de carbono importante que, por otra parte, puede entrar en competencia con la producción de alimentos.

De acuerdo con estimaciones que se han hecho, no existe en el mundo la tierra suficiente para cultivar el maíz necesario (y otros cultivos adecuados) para producir el PLA que se requiere para sustituir el consumo de plástico tradicional.

El proceso de biodegradación del PLA produce metano, un gas de efecto invernadero, además de la cantidad de agua que se necesita emplear para los cultivos, el trasporte para repartir estos productos, más los debidos procesos de separación materia orgánica y descomposición oxigenada, supone otra línea de consumo de energía y de riquezas naturales que traen consigo problemas medioambientales.

El mejor residuo es el que no se genera. En base a esto entendemos que para ahorrar energía, materia prima, transportes, plantas de reciclaje, pues lo ideal para minimizar el impacto de la contaminación ambiental y el efecto invernadero, es reduciendo nuestro consumo y la cantidad de residuos que generamos. 

Català Français English Deutsch Italianotitle=
X